Sobre mí

Desde que comencé a andar por mi propio camino me reconozco como yo misma, la persona que soy y la que he sido desde mi niñez, así que ahora intento hacerme feliz realizando todo aquello que alguna vez imaginé: aprender a navegar, tocar algún instrumento, la vida austera en un bosque, caminar descalza; andar sola pero dejándome acariciar por aquellos que me acogen.

Ser viento es lo que quiero, transparente, sentido pero no sujeto,
y volverme marrón en el Sahara, ráfaga en el desierto,
remolino azul en mar abierto,
blanco y calmado en las llanuras de mis sueños,
y en el camino a Dharamshala teñirme de verde, suave aire fresco,
transparente, a mi antojo quiero ser viento.

Camino con la ilusión de conocer personas en algún lugar remoto, donde no me esperen, pues como antropóloga frustrada que me auto-proclamo amo comprender el mundo que me rodea y conocer la inmensidad de maneras de vivir que hay fuera de nuestra zona de comfort. Este camino nómada además de placer, es un camino de aprendizaje, pues lo dedico también al conocimiento de una vida más sostenible, más austera, pues con esfuerzo intento despojarme de los apegos que nuestro mundo nos brindó para vivir una vida más simple y porqué no, me siento enormemente más cómoda y completa con menos, este tipo de experiencias son las que me hacen conectar con mi yo mas profundo y sereno, cuidarme y amarme a mí y a mi entorno, así toco la esencia de la vida.

Sé que no parece fácil, pues nos enseñaron a depender de tantas cosas que nos sentimos tambalear si no seguimos bien atados a ellas, pero la realidad, o al menos mi modo de sentirlo, es que no vinimos aquí para vivir al servicio de nadie ni nada, que si bien necesitamos de algunos recursos: agua, alimentos, un hogar, etc… esto nada tiene que ver con la realidad que se nos plantea y que se instaura como única e inamovible.

Queríais tocar con vuestras manos el cuerpo desnudo de vuestros sueños, y es bueno que lo hicierais. (El profeta. Khalil Gibrán)

Me gustaría compartir con amor todas esas experiencias, aprendizajes y emociones que vayan surgiendo de este camino mio, y si pudiera de algo servir para animar a lanzarte por el tuyo propio como tantas otras personas me sirvieron a mi de impulso no habría mayor regalo. La distancia con aquello que vemos como una ilusión es más corta de lo que parece, hay un camino, pero como dice Machado, el camino se hace al andar. Estamos para apoyarnos, para ir juntos, pero solo uno mismo puede lanzarse a su propia vida, y el camino en sí ya es el mayor gozo y la mayor fuente de integridad que uno pudiera encontrar.

Mariam.

Contacto

Si te apetece comentarme cualquier asunto, tienes algo que aportar, algunas palabras para compartir, una idea, cualquier pregunta que pase por tu cabeza o simplemente quieres saludar, en esta casa eres bienvenido/a.